El colmo: ¡cerrar Cercanías para que pase el AVE!

19 Oct

A ver… las matemáticas ayudaron a la humanidad durante toda la historia.

Así, si en un tren de AVE viajarán 2000 usuarios, es increíble que se plantee el corte de toda una línea donde se desplazan más del quintúple a diario. Cercanías debería ser el servicio prioritario porque es el que mueve la economía de todo un país.

Pero por no haber planificado bien la historia, por haber permitido que la obra la ejecuten empresas sub-sub-sub-subcontratadas con trabajadores descontentos, hoy en el Ministerio de Fomento no ven imposible el cierre del paso de los trenes para concluir las obras del AVE en Barcelona.

Usuarios de un convoy de Cercanías observan las obras del AVE en Bellvitge. Foto: FERRAN NADEU

Cuenta El Periódico:

La cúpula del Ministerio de Fomento descartó ayer definitivamente parar las obras del AVE que, en su recta final, no solo están ocasionando retrasos en la red de Cercanías, sino que, por las características de los últimos incidentes (los famosos socavones), abren serias dudas sobre la seguridad en la que viajan los usuarios de Renfe. No se paran las obras de la alta velocidad, pero Fomento dedicó buena parte de la jornada a analizar, en cambio, cómo suspender temporalmente el paso de trenes por una de las dos vías de la zona crítica, situada entre Bellvitge y el Gornal. Es una decisión, por su magnitud, sin precedentes. Se trata de la ruta ferroviaria más transitada de toda España. Los planes están sobre la mesa. No obstante, aún no tienen vía libre.
La opción de cortar la circulación de trenes por las vías situadas más cerca de las obras del AVE es fruto, esencialmente, de que a estas alturas de la crisis ferroviaria ningún técnico es capaz de garantizar al 100% que que no volverán a producirse desprendimientos de tierra. Fue una hipótesis analizada ya en la reunión de emergencia del miércoles en la Delegación del Gobierno de Barcelona. Allí, según fuentes de una de las administraciones participantes, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona le trasladaron al secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, su respaldo ante tan extraordinaria medida.

BENDICIÓN SOLO EN PRIVADO
Es decir, comparten el análisis, pero pusieron sobre la mesa dos condiciones. La primera es que, de llevarse a cabo el anuncio, la iniciativa de comunicar tan impopular solución recaiga exclusivamente en Fomento. La Generalitat y el ayuntamiento bendicen, pero solo en privado. La segunda condición es, al parecer, la que ha impedido que la incógnita de la suspensión del servicio se haya despejado.
Todas las partes implicadas quieren tener claras las consecuencias detalladas de la interrupción del servicio. La línea C10, que une la estación de França y el aeropuerto, puede ser sustituida fácilmente por una línea de autocares lanzadera, que ya se activan cada vez que hay un problema. Los trenes de largo recorrido, como también ha sucedido tantas veces, pueden ser desviados por la ruta de Vilafranca del Penedès. Son soluciones menores, pues por la línea de Bellvitge pasan a diario unos 400 trenes. La cuestión, para Fomento, es si es viable eliminar parte de esos trenes y establecer un paso alternativo de convoyes sin que el sistema se colapse.

EJECUCIÓN INCORRECTA
El tiempo, sin embargo, corre en contra del ministerio. El análisis de todas las medidas alternativas no se puede improvisar en pocas horas, pero los socavones amenazan con reaparecer en cualquier momento. Fuentes pró-
ximas a las obras aseguran que la pantalla que tenía que aislar los trabajos del AVE de la red de Cercanías (discurren en paralelo a escasísimos metros de distancia) ha sido ejecutada incorrectamente.
Es más, en privado, un técnico de una de las tres administraciones presentes en la reunión de la Delegación del Gobierno utilizó ayer expresiones mucho más alarmistas que pidió que no fueran reproducidas. Basta con decir que el secretario de Estado de Infraestructuras ha acusado personalmente a la empresa constructora, OHL-Guinovart, de realizar mal esa parte crucial de la operación, con el agravante de que ya expresó sus dudas cuando, durante la fase de planificación, conoció el método que se iba a emplear.

SIN LLUVIAS A LA VISTA
Anteayer, la adjudicataria de los trabajos anunció medidas extraordinarias no previstas en los planes iniciales. Hincará en el terreno unas planchas de 13 metros de altura para tratar de proteger así mejor el terreno. ¿Evitará esa improvisada solución técnica la aparición de más socavones? De nuevo la respuesta es que no hay una garantía absoluta.
La previsión meteorológica de los próximos días sonríe a Fomento. No está previsto que llueva, inclemencia que, sin ser imprescindible (ha habido desprendimientos sin precipitación previa), está claro que ayuda. No es ese, pese a todo, el dato que ha convencido al ministerio de que es mejor aparcar por ahora la decisión de suspender parte del servicio de Cercanías. El miedo a las críticas, de los pasajeros, de la oposición y también de los medios de comunicación parece que es por ahora una barrera insuperable.

Y agrega en su editorial del día 19/10:

La cúpula del Ministerio de Fomento ha hecho ya una evaluación de los nuevos problemas aparecidos en las obras del AVE: el terreno cede y pueden producirse nuevos socavones. La situación es grave y la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona reclaman al Gobierno central que dé la cara. Pero hay fuertes presiones en sentido contrario.
Sobre la mesa del Ministerio de Fomento estaba ayer por decidir si se suspende parcial o totalmente el servicio de Cercanías, si se paran las obras del túnel del AVE cerca de Bellvitge o si se sigue en una arriesgada carrera contra reloj presidida por el síndrome del Carmel, es decir, por el cálculo de que puede abrirse un gran agujero que afecte a una de las vías ferroviarias más transitadas de España.
Tal y como dijimos ayer en esta misma sección editorial, lo importante, antes que cumplir plazos o mantener como sea la frecuencia de Cercanías, es que la seguridad de los viajeros y de los trabajadores esté plenamente garantizada. Y algunas de las noticias que llegan de las causas de los últimos incidentes son en este sentido inquietantes. No se trata de hacer alarmismo, pero si los técnicos y los responsables políticos de Fomento creen que hay riesgos, deben inmediatamente tomar decisiones, por más que estas sean impopulares o pongan en peligro compromisos de calendario adquiridos.
Sería lamentable que, bien por intereses políticos, bien por oscuras presiones mediáticas, quienes deben velar por la seguridad del transporte ferroviario se lancen a una huida hacia adelante de dudoso final. La opinión pública catalana tiene muchas ganas de que llegue el AVE y, como se ha prometido, acabe la pesadilla de los últimos meses. Pero es seguro que la ciudadanía no consentiría un accidente serio por un corrimiento de tierras. Ahora los trenes pasan por la zona crítica a 5 kilómetros por hora. ¿Es eso suficiente para garantizar la seguridad? Tal vez no, y quienes irresponsablemente aprietan a Fomento deberían plantearse la misma duda.

La repercusión del tema es enorme. Así lo explica La Vanguardia:

El ministerio de Fomento no quiere que el AVE se convierta en un pájaro de mal agüero, aunque para este fin haya de tomar decisiones drásticas. A escasamente dos meses de su llegada a Barcelona -al menos, sobre el calendario, el día clave es el 21 de diciembre-, Víctor Morlán, secretario de Estado de Infraestructuras, tiene sobre la mesa la propuesta de cerrar una vía de la línea 2 de cercanías, la del Garraf. Es la vía que circula junto a las obras del túnel de alta velocidad y que ha provocado seis socavones en dos semanas.

Estos agujeros son los causantes de los últimos desastres en el servicio ferroviario del área metropolitana. Los indicios de que esta opción se haga realidad tiene su fundamento, y muy sólido. Víctor Morlán ha encargado a la UTE Hospitalet -formada por OHL y Guinovart, que son las que hacen las obras- un informe técnico, para lo que tendrán la colaboración de los expertos del Adif, ente dependiente de Fomento que gestiona la infraestructura.

La petición la verbalizó el secretario de Estado en la reunión del centro de coordinación celebrada el pasado miércoles, horas después de que apareciera un doble cráter. Uno de los socavones se engulló una camioneta, sin que incidiera en el servicio, pero el otro obligó a cortar la vía 2 entre Bellvitge y Sants, el mismo trazado que ahora se prevé dejar en vía muerta para proseguir con más facilidad la construcción del túnel.

En esta infraestructura se trabaja a contra reloj para cumplir la promesa del Gobierno de que AVE llegará antes de que acabe el 2007 -el presidente Rodríguez Zapatero puso la fecha del 21 de diciembre-, y nadie niega que el corte parcial no sólo evitaría cualquier incidencia que ponga en peligro a los viajeros de la C2, sino que además permitiría un mejor avance en la perforación. “Se facilitaría el desarrollo dela obra, sin trenes se trabaja mejor”, dijo uno de los técnicos.

Por este corredor, que une Sant Vicençs de Calders, Vilanova, Barcelona, Granollers y Maçanet, pasan a diario 400 trenes. Es la que cuenta con mayor número de usuarios de la red de cercanías. En día laborable, registra una media en todo su recorrido de 128.712 viajeros, según los datos del 2006. Por el tramo afectado también pasa la línea C10, que enlaza la estación de França con el aeropuerto y es utilizada por 13.074 personas.

En paralelo a los informes técnicos, el ministerio ha ordenado a Renfe que prepare un plan B alternativo de transporte (ver más información en esta página). Fuentes próximas al Ejecutivo reconocieron que si se ha dado este paso es porque la balanza se decanta hacia el corte parcial de la línea del Garraf. La definición de las alternativas y de la cura paliativa se perfilará hoy mismo, aunque estas fuentes matizaron que la resolución final no se dará a conocer hasta el lunes, día habitual de reunión del órgano de emergencia en la delegación del Gobierno en Catalunya.

Morlán se mostró ayer cauto respecto a esta contundente resolución, en una jornada en que las cercanías funcionaron sin demoras de importancia y sin que emergieran más rotos en la zona de Bellvitge, donde, al lado, a unos cinco metros, siguieron trabajando. Todo la prudencia de este enviado especial al caos ferroviario de Barcelona se convirtió en locuacidad en boca del conseller de Política Territorial, Joaquim Nadal, “Hay una línea -declaró a RAC1- que está al lado de las obras del AVE y que tal vez algún día se habría de cerra. Será necesario y se harán mejor las obras”.

Sin descartar la opción del cierre parcial -“cualquier decisión es mala”, dijo Morlán-, el número dos de Fomento fue menos tajante, entre otras cosas, porque, remarcó, no se trata de asustar a los ciudadanos. “A nadie -insistió- le gustan los socavones, a mí el primero. Pero antes de nada hay que ver las posibles soluciones, calibrar la seguridad, la calidad del servicio. Hemos de sopesar todas las posibilidades y sus consecuencias. Víctor Morlán sostuvo que las obras se están haciendo con todas las garantías para los viajeros de cercanías.

“Hasta que no vea el informe – sostuvo- no me planteo ninguna decisión. Quiero ver cómo se elimina el riesgo de los agujeros, quiero ver las alternativas, si es suficiente con pilotajes, auscultaciones del terreno, el hormigonado de las posibles oquedades y la instalación de vallas protectoras. Antes de decidir nada lo hemos de tener muy medido”. Aunque la prescripción técnica juega un papel importante, todo apunta que la decisión final supera la capacidad de mando del secretario de Estado. De momento, el PP ya ha solicitado la comparecencia urgente de la ministra Magdalena Álvarez en el Congreso para explicar los avatares de las cercanías de Barcelona. rial, Joaquim Nadal, “Hay una línea -declaró a RAC1- que está al lado de las obras del AVE y que tal vez algún día se habrá de cerrar. Será necesario y se harán mejor las obras”.

Una respuesta to “El colmo: ¡cerrar Cercanías para que pase el AVE!”

  1. Dark Knight 19 octubre 2007 a 15:44 #

    Venga va, que es esto? Esto ya es surrealista, nos quejamos de k las obras del Ave afectan a cercanias y la solucion es restringirlas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: