Lo que el Viento se llevó (la C-10)

10 Dic

El nuevo enemigo de la Renfe es el viento, que casi se lleva para el cielo a la Estació de França.

En Barcelona, el vendaval ha obligado a cerrar por precaución la estación de França durante más de cinco horas –entre las 14.00 y las 19.30 horas– por el riesgo de desprendimiento de parte de la cubierta y de la marquesina de la zona de andenes, lo que ha obligado a modificar el tráfico ferroviario. El viento ha hecho caer parte de la vidriera que hay sobre una de las puertas principales, y ha levantado piezas de policarbonato –un material plástico ligero– en la cubierta del patio de vías.

A causa del incidente, el servicio de la línea C-10 de Cercanías se prestó entre las estaciones de Sant Andreu Comtal y el aeropuerto, y se habilitó un servicio alternativo de autobuses entre el aeropuerto y la estación de França.

Además, los trenes de media y larga distancia con origen o destino en esta terminal debieron iniciar o acabar el recorrido en la de Sants.

Será por eso que esta mañana perdí 21 minutos de trayecto. O sea, la vuelta a la “normalidad” del servicio es, justamente, los trenes demorados.

¿Y si el viento se lleva a los inoperantes directivos responsables de la estructura y el servicio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: