El traspaso de Rodalies no convence a las entidades cívicas

29 Dic

En uno de estos últimos días de 2009, año ajetreado donde los haya, os traduzco esta buena entrevista a Ricard Riol, presidente de la Plataforma del Transport Públic a Catalunya (Plataforma del Transporte Público en Catalunya) publicada ayer en el diario digital Vila Web.

Es innecesario introducir más, si queréis ver el escrito original (en català) lo encontraréis aquí. O bien, si lo preferís en PDF, también está disponible.

Ricard Riol: ‘¿De qué servirá tener trenes nuevos, si las vías son tan viejas como siempre?

Entrevista con el presidente de la Plataforma del Transporte Público, que comenta las condiciones del traspaso de las cercanías de Renfe a la Generalitat

Chapas para protestar contra Cercanías BCN

Esta semana se hará el traspaso del servicio de cercanías de Renfe de Barcelona a la Generalitat. El gobierno español asumirá el déficit cada año y el gobierno catalán prevé que a medio plazo los usuarios empiecen a darse cuenta de las mejoras del servicio. Pero la Plataforma del Transporte Público no lo ve tan claro: el presidente, Ricard Riol, recuerda, en esta entrevista a VilaWeb, que el traspaso no resolverá los males ‘crónicos’ de la infraestructura.

¿Cree que la transferencia de las cercanías de Renfe a la Generalitat conllevará una mejora del servicio?

Descentralizar las decisiones es positivo y siempre hemos apoyado el traspaso a la Generalitat, porque consideramos que es necesario, pero hay esperanzas excesivas en este hecho, porque el modelo sigue atado de manos y pies.

¿Por qué?

Porque no se traspasa la infraestructura, la capacidad de decisión económica sobre la infraestructura es nula.

El déficit, lo asumirá el gobierno español, según el acuerdo.

Sí, pero precisamente por eso, porque el déficit es cerrado, porque es cuantificado, la Generalitat no tendrá margen de maniobra y, toda mejora de la aportación económica que quiera hacer en el servicio, se deberá pagar a parte.

La Generalitat dice que los cambios serán lentos, pero que se acabarán notando.

Los cambios de cercanías, para que se noten de verdad y sean efectivos, necesitan mejoras de infraestructura. Ahora mismo hay un colapso precisamente por eso, porque, pese a algunas mejoras del servicio de cercanías, la infraestructura sigue siendo la misma. No ha pasado como en Madrid, donde la infraestructura ha mejorado cada cinco años, aquí, en cambio, tenemos la de toda la vida. Recordemos que no nos transfieren la gestión de la infraestructura, que queda en manos de Adif, sino la de los trenes.

No habrá mejoras, pues?

Sí que las habrá, pero serán muy limitadas. Mejorará la fiabilidad, es decir, no habrá tantas averías, y también habrá mejoras de horarios, porque con la gestión del servicio, se podrán mejorar aspectos como la señalización y las comunicaciones entre el centro de control y los convoyes. De hecho, de mejoras en este sentido, como la compra de trenes nuevos, ya se hacen desde el 2007.

¿Cómo lo notará el usuario?

En la mejora de la puntualidad de los trenes, en una progresiva mejora arquitectónica de las estaciones y en más información y más clara.

¿Qué inconvenientes tendrá no gestionar la infraestructura?

Pues que, cuando haya una avería, no habrá capacidad de respuesta, y con la infraestructura actual no se podrán hacer itinerarios alternativos. Por ejemplo, en la estación de la Plaça de Catalunya, pasan cuatro líneas, es el punto de la red más saturada de todo el estado, y un problema en un tren de una línea afecta a todas las cuatro líneas que pasan durante mucho rato. Puedes tener trenes más nuevos, pero la limitación de infraestructura es la misma.

Hay un plan de fomento de inversiones hasta el 2015 dotado con 4.000 millones. No resolverá estos déficits?

No lo creemos, porque el plan prevé doblar la línea de Vic y una mejora de las estaciones, pero eso son cosas que ya hace mucho que deberían haber hecho. Lo que hay que mejorar son los túneles de Barcelona y la velocidad de los trenes comerciales semidirectos, ampliar la infraestructura, que ya tiene un colapso crónico.

¿Qué se debería hacer, pues?

Teniendo en cuenta el pacto, el gobierno español y la Generalitat deberían entenderse lo suficiente para que Fomento invierta como es debido. Así se arreglaría parcialmente el problema. Pero, si Fomento no acepta las ampliaciones, únicamente mejorará la fiabilidad, no la capacidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: